Arboliza

piensa globalmente, actúa localmente.
árboles plantados

Derechos de emisión y mercado de CO2

El comercio de derechos de emisión se considera la manera más eficiente de controlar las emisiones contaminantes. En la Unión Europea existe el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea (EU ETS), por el cuál cada país establece un nivel de emisiones totales de gases de efecto invernadero, y después asigna un determinado número a cada foco de emisión, contabilizado mediante derechos. De esta manera, cada empresa puede emitir un determinado número de toneladas de CO2 y otros gases de efecto invernadero, y si sobrepasa estas emisiones, deberá comprar más derechos a otras empresas que quieran o puedan vender los suyos, porque han emitido menos de lo que establecía su cuota. Para comprar y/o vender derechos, pueden pactar un precio con otra empresa y realizar la transacción, buscar un intermediario, o bien utilizar la vía más común: acudir a un mercado de emisiones o bolsa de CO2, como se les conoce de manera popular. Puedes leer noticias relacionadas con el mercado de CO2 en nuestro Blog Verde.

 

En España, la Directiva Europea que regulaba el comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero se traspuso en 2004, y su principal resultado fue el primer Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emisión (PNA), con vigencia para el periodo 2005-2007. Este plan fija un nivel de emisiones objetivo para este periodo de 430,70 Mt anuales de CO2 equivalente, de las cuales el 40% corresponde a los sectores regulados por la Directiva Europea, que son el sector eléctrico y el industrial. El 60% restante de las emisiones corren a cargo de los sectores denominados como “difusos”, de los cuales el transporte es, con diferencia, el más contaminante. No se asignan derechos de emisión a los sectores difusos.

 

Ya en 2005, no obstante, las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los sectores regulados fueron de 189,85 Mt de CO2 equivalente, superiores a las previstas por el plan.

 

El segundo Plan de Asignación se hizo para el periodo 2008-2012, con lo que está vigente actualmente, e intenta rebajar ese nivel de emisiones para sectores regulados casi un 20% respecto a las emisiones reales de 2005. Aunque todavía queda tiempo, parece bastante evidente que España no logrará cumplir en 2012 los objetivos establecidos por el protocolo de Kyoto.

 

Hasta ahora, la asignación de derechos se hizo de forma gratuita, por lo que contaminar solo resultaba caro si se emitía más allá de ciertos niveles preestablecidos. A partir de la próxima asignación, en 2012, esta se realizará por subasta, con lo que las empresas que emitan gases de efecto invernadero deberán pagar por los derechos desde el principio.

 

Puedes consultar el análisis medioambiental oficial en nuestro mapa del CO2, o si lo prefieres calcular las emisiones de CO2 con nuestra calculadora.

 

Te animamos a participar en el proyecto Arboliza y ayudarnos a reforestar, reduciendo las emisiones globales de CO2.


Planta árboles