U2, como Sting, y otros conocidos grupos musicales y solistas antes que ellos, son un claro exponente de artistas responsables y combativos en la protección de nuestro entorno. Enarbolar la bandera verde es una buena iniciativa que esperemos que sirva, entre otras cosas, para concienciar a los millones de fans de la banda irlandesa.

 

"Ha contratado a una empresa con la que los fans que compren su entrada por internet sabrán cuánto CO2 se emitirá a la atmósfera con su desplazamiento".



Lee la noticía completa