La cantidad de CO2 que absorben nuestros bosques está en declive. No solo influyen los desastres forestales, como los fuegos intencionados que recientemente han arrasado hectáreas de bosque de incalculable valor en términos de biodiversidad, sino que  el calentamiento global, el aumento de la sequía en España y la falta de 'mantenimiento' en forma de limpieza de bosques, hace que cada vez haya menos árboles. Solo una actitud proactiva en la plantación y cuidado de los árboles puede hacer revertir esta situación.

"Los bosques en España retienen el 15% del dióxido de carbono que emite el país. La capacidad de las zonas verdes de contener el dióxido de carbono disminuye."

"Los bosques españoles capturan el 15% de las emisiones de dióxido  de carbono (CO2) que se producen en el país, alrededor de 65 millones de toneladas. Así lo calcula un estudio del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (Creaf) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) que detalló que la capacidad de estos bosques de contener CO2 disminuye progresivamente.

Actualmente, cada hectárea arbolada captura  unas cinco toneladas de CO2. El estudio detalla que la capacidad de retención de uno de los gases más influyentes para el calentamiento global varía en función de la zona: en el norte de España la fijación de los bosques es de siete toneladas por hectárea y año, mientras que en el sur esta cifra se reduce hasta las 2 toneladas. Las provincias septentrionales de  Lugo, A Coruña y Girona son las que más CO2 retienen (unos 2,5 millones de toneladas). Valladolid, Málaga y Alicante, por su parte, apenas alcanzan a retener los 0,5 millones de este gas.

El análisis ha analizado más de 22.000 parcelas de bosque con datos comparables entre 1986 y 2008. La capacidad de absorción se mantendrá en los próximos años aunque escenarios futuros que describen un aumento de las temperaturas y una disminución de las lluvias podrían provocar que hacia finales de siglo los bosques pasen a ser emisores de CO2. "Los bosques pueden absorber cada vez menos dióxido de carbono", ha detallado el investigador del CREAF, Jordi Martínez-Vilalta. Los bosques de las zonas húmedas de España son los más vulnerables a estos cambios porque están menos adaptados a las variaciones climatológicas.

"El aumento de la temperatura media y la disminución de las precipitaciones incrementa la vulnerabilidad de los árboles", ha añadido. La comunidad científica calcula que los bosques retienen el 25% del CO2 que se produce a nivel mundial, una media diez puntos superior a la española debido a la aportación de los bosques tropicales y las grandes masas forestales de zonas como Siberia como captadores de CO2."

 

 puedes leer la noticia en la fuente: el país.