"El petróleo es una fuente de energía finita, cara y enormemente contaminante como hemos tratado ya en un artículo anterior -"Ener... ¿qué?"-. Es contaminante no sólo porque contiene azufre (responsable de la “lluvia ácida”); sino porque con su combustión, en forma de gasolinas y gasóleos, libera ingentes cantidades de CO2. Éste procede del carbono fósil (inerte) que estaba en el subsuelo en forma de macromoléculas de hidrocarburos.

Las reservas de petróleo van decreciendo año tras año (podéis ver el decrecimiento de reservas en la sección “Energy” de http://www.poodwaddle.com/worldclock.swf)." ...


puedes leer la noticia completa en la fuente: la vanguardia país.