"Cuánto cuesta un paisaje reconfortante? ¿Y el vuelo de un águila? ¿Y uno de los pocos linces ibéricos que quedan en el sur de la Península? La naturaleza no tiene precio. Pero para demostrar que si prosigue el actual ritmo de destrucción de la biodiversidad las pérdidas serán multimillonarias, un equipo internacional liderado por el economista indio Pavan Sukdev está concluyendo un estudio en el que se analizan los servicios que prestan diferentes ecosistemas del planeta y qué pasará si estos desaparecen. La iniciativa TEEB (The Economics of Ecosistems & Biodiversity) está impulsada por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP, en sus siglas en inglés), la UE y diferentes gobiernos europeos, entre los que destaca el de Alemania. Su misión principal es aportar datos para que las autoridades sean conscientes de que la degradación del suelo, del aire, del agua y de los recursos biológicos pasará factura a la seguridad alimentaria y a la salud de las personas." ...


 puedes leer la noticia completa en la fuente: la vanguardia.